7.11.09

Segunda Etapa de la Creación

En la segunda fase la Creación ahora se mueve del estado del Círculo Primordial (Adi Valaya) al estado del Punto Primordial (Adi Bindu), por concentrar exactamente toda su energía en un punto. En esta etapa, el Poder Divino Primordial asume su existencia como Su Ego (Ahamkara). Ella genera ahora el segundo círculo (Valaya), que representa el Poder Divino de la Adi Shakti. Así:

* Adi Valaya representa el Círculo Primordial;
* Adi Bindu representa el Punto Primordial;
* Bindu representa a la Adi Shakti;
* Valaya representa Su Poder Divino Adi Valaya, representado por Maha Shakti, que ahora se disgrega en Bindu y Valaya.

Así, las identidades de la Pareja Divina, el Padre Dios (Sadashiva) y Madre Dios (Adi Shakti), toman existencia. Ella es Su esposa, Su amada, Su consorte, el Poder Divino del Amor y, como tal, está representada por Su identidad (Bindu) rodeada por el halo de Su Poder (Valaya). La Divina Pareja existe en perfecto unísono. Como el Señor de Su Poder (Adi Shakti, la Madre Primordial, el Espíritu Santo) y Uno con Ella, Sadashiva no tolera ningún insulto a Ella. Su identificación con Su amada esposa es completa y delimitada con perfecto amor mutuo. Existen en completa unidad, en un sutil entendimiento. La perfecta armonía existe en un equilibrio y nivel de amor del uno para el otro. El amor no fluye en una dirección cualquiera, sino que es una corriente continua como con una corriente eléctrica, cuando un punto que es positivo (activo) y otro que es negativo (inactivo) están conectados.

Él usa Su autoridad como el Espectador o la energía potencial, atrayendo a Ella para jugar Su juego (Leela), de creación. Ella es la transformadora o la energía cinética. A pesar de ser el mayor de los mayores y el más amable de lo más amable, Él es un Dios celoso. A través de Sus hijos de sexo masculino o femenino (Avataras) Él destruye demonios, encarnaciones satánicas (Rakshasas), y depravados seres humanos que manifiestan las fuerzas del mal, tratando de perturbar y subvertir Su creación. La formación del mal en la creación será examinada más adelante. Su identificación con Su poder es absoluta. Su ira se inscribe naturalmente, en todos aquellos que tratan de cruzar o estropear el juego de Su amada esposa, al igual que un padre sabio castiga a sus hijos cuando desobedecen a su madre. Su ira puede explotar tan violentamente que los estragos de la destrucción total a través de su danza como Señor Siva (Tandava) se van a producir.

HH Shri Mataji Nirmala Devi (1982)