29.12.15

Puja de año Nuevo. India.

(...)
En primer lugar, debéis difundir Sahaja Yoga. ¿A cuánta gente habéis traído a Sahaja Yoga? Pensad en ello. Nosotros somos sahaja yoguis. ¿Qué significa “sahaja yoguis”? Que sois santos. En este mundo, todos aquellos que llegaron a ser santos, lo consiguieron con mucha dificultad, pasando por muchas torturas, e hicieron muchísimo trabajo. Un solo santo tiene la capacidad de atraer a mucha gente. Por supuesto que, en el pasado, no daban la Realización, porque he sido yo quien os ha enseñado a hacer esto. Pero averiguad qué es lo que vosotros estáis haciendo por Sahaja Yoga.
No se trata solo de meditar. Meditación, ¿para qué? Para que os hagáis capaces, os perfeccionéis con el fin de ayudar a otros. En este Kali Yuga es lo que más necesitamos, gente que no repare en esfuerzos a la hora de ayudar. Y sin embargo, veo que muchos de vosotros estáis únicamente ansiosos por venir a verme a mí. He comprobado que todos los indios que vienen a Cabella TIENEN que reunirse conmigo, TIENEN que verme, como si tuvieran algún derecho especial conmigo. ¿Qué necesidad hay? ¿Cuál es la necesidad de reunirse conmigo? Este es el problema, nuestros condicionamientos. Supongamos que hay un líder o que viene algún ministro, todos irán a alardear de alguna manera, querrán reunirse con él y hablar con él, pero no un sahaja yogui.
Debéis tener autoestima. Una autoestima que os permita conocer vuestra dignidad y vuestra manera de ser ideal. Hay sahaja yoguis que son excelentes, que son muy buenos yoguis, son personas muy satisfechas; yo sé quiénes son. Y todos debéis ser así, si no, no podréis disfrutar de Sahaja Yoga, seréis como personas corrientes que se dedican a crear dificultades incurriendo en todo tipo de actividades absurdas. Esto es un hecho.
Venir hoy ha resultado ser una verdadera prueba, porque sencillamente no pude llegar antes. Ya sabéis cómo es el tráfico hoy día, simplemente no pude llegar a tiempo, y sin embargo, ahí estabais todos sentados esperándome. Esto me ha dado una gran satisfacción. Pensé: “Realmente me quieren y son verdaderos sahaja yoguis”.
Pero si me queréis realmente, entonces, tenéis que amar a los que no son sahaja yoguis y tratar de darles la Realización. Porque sabéis que mi edad es muy avanzada, ¿y cuánto más puedo continuar? Ahora no estoy yendo a muchos países, pero Sahaja Yoga está creciendo rápido a pesar de ello. ¿Y por qué este crecimiento? Porque la gente de ese país entiende su responsabilidad. Debéis entender cuál es vuestra responsabilidad. No sois solo responsables de vuestro crecimiento, tenéis una responsabilidad hacia el resto del mundo, debéis trabajar por ello y hacer algo al respecto. Haced todo lo posible por acercaros a cualquier persona que podáis o por hablar con la gente que podáis.
También lo he dicho antes, he visto gente que acude a algún guru horrible y va por ahí hablando de su guru, describiendo a su guru. Con cualquier persona con la que se encuentran hablan de su guru. Pero los sahaja yoguis no, probablemente quieren preservar su Realización. Piensan que si hablan con alguien perderán su Realización. Si no difundís Sahaja Yoga, ¿de qué sirve que recibáis la Realización? Todo mi trabajo es desaprovechado en gente así, gente que vive solo para sí misma. Desean logros para ellos mismos.
Ahora por ejemplo, muchas mujeres querían casarse, pero hay cuatro veces más o cinco veces más mujeres que hombres. Pero si no se casan, se sienten muy mal por ello. ¡No importa! Ahora estáis conectados con Dios. El matrimonio no es siempre una gran bendición, os lo aseguro. Al contrario, se puede convertir en un gran obstáculo, puede ser muy problemático. Así que mejor no sentirse mal. Os deberíais sentir mal cuando no le pudierais dar la Realización a la gente.
¿A cuánta gente le he dado la Realización?, pensad en ello. Pasáis el tiempo, como toda la gente ordinaria, pensando en el matrimonio, en esto y aquello. Esto no os va a ayudar. Sois algo especial, ¿y qué es lo que os hace especiales? ¿Qué estáis haciendo al respecto?
Lamento que al final de nuestro gran Ganapatipule os tenga que decir esto, pero a veces no hay más remedio. Sé que todos vosotros sois muy buenos sahaja yoguis. Habéis conseguido mucho. Pero mi deseo es que todos vosotros lleguéis a ser como una luz y comencéis a extender Sahaja Yoga. En algunos países esto ha ocurrido, está funcionando, la gente se siente muy responsable. Estoy realmente asombrada por la manera en la que están dando a conocer Sahaja Yoga.
Ahora tengo que pediros esto mismo a vosotros. Por favor, haced introspección, ¿qué habéis hecho hasta ahora? ¿Qué habéis alcanzado en Sahaja Yoga? La satisfacción que uno siente es inmensa cuando de verdad se trabaja duro para extender sahaja yoga.
Muchas personas piensan que me agradan si se me acercan. No es así. Esto no es “reconocimiento”. Nunca deberíais hacer eso. Al contrario, cuando realmente crezcáis, lo sabré por mí misma (sin necesidad de veros).
Hoy no es el día más apropiado para decir todo esto, porque es el día de Año Nuevo. Pero en el día de Año Nuevo, solo se deben tomar buenas decisiones, buenos propósitos. Esta es la costumbre entre los seres humanos. Así que hoy todos vosotros tenéis que hacer el propósito de plantearos: “¿Qué estamos haciendo por Sahaja Yoga?” “¿Qué le estamos dando a Sahaja Yoga?” “¿Cuál es nuestro logro?” “¿Lo estamos compartiendo con otros?”
Lo que tenéis es la Verdad más absoluta. Nadie la ha obtenido antes, la gente trabajó muy duro, hizo mucho, pero nadie pudo dar la Realización. Solamente vosotros podéis dar la Realización, es muy sorprendente. Kabir no pudo dar la Realización a nadie. Gyanadeva no pudo dar la Realización a nadie. Todos ellos han sido grandes, grandes santos con un especial sistema de valores y un gran entendimiento. Cualquier tipo de poesía que han ofrecido, ha perdurado y la gente la recita hoy día, eso es todo. Pero no pudieron dar la Realización del Ser que es lo que hoy vosotros, sí que podéis hacer. Tenéis este poder, y si no lo utilizáis para dar la Realización, ¿de qué sirve haberlo dado a alguien así?
Así que el mensaje de este Año Nuevo es que el próximo 2002, tenéis que dar la Realización a mucha gente. “¿A cuánta gente le habéis dado la Realización?” Esta es la cosa más importante. Averiguad qué es lo que habéis hecho a lo largo de este último año. Yo no sé cómo contar las cosas que habéis hecho, contadlas vosotros.” ¿Qué es lo que hemos hecho todos estos años?” “¿Qué es lo que hemos alcanzado?”
Que asistáis a mis Pujas, no es algo que me favorezca a mí. Lo mismo si hacéis algo para el puja. Mi puja más grande es el de los seres humanos y si conseguís extender Sahaja Yoga así de rápido os estaré muy, muy agradecida.
He trabajado muy duro, realmente muy duro. Este cuerpo, esta mente, toda mi salud, todo lo he hecho para salvar a la gente. Por favor, plantearos todo esto hoy y ved que lo que Madre está diciendo es muy importante y valioso. Tenemos que crecer y dar la Realización a la gente. Pero lo que no es muy común es que almas realizadas se comporten como lo están haciendo, lo cual me sorprende muchísimo.
Todas mis bendiciones para el Año Nuevo, y para todos vosotros: “Feliz Año Nuevo”, pero el próximo 2002 debería estar lleno de sahaja yoguis que hayan trabajado duro y hayan alcanzado algo grande.
Que Dios os Bendiga.
Puja de Año Nuevo. Kalwe, India. 31 de diciembre de 2001.