29.10.09

Creación – El juego eterno

La creación es el juego eterno de Dios en su forma como Parabrahma, la divinidad absoluta y que todo lo contiene. Parabrahma tiene dos estados cósmicos: estar despierto o estar dormido. Cuando Parabrahma está en el estado despierto Su manifestación en la creación tiene lugar; cuando está en el estado dormido, todas Sus actividades se disuelven a cero (Shoonya) y la creación deja de existir. Este es un estado de no movimiento y completa entropía. En este estado todo lo que es creado- lo material y lo no material – se disuelve en una energía abstracta que es Parabrahma. Es un estado de existencia, de simplemente ser, pero es como un objeto que carece de luz para reflejarla. Todos los elementos humanos, inhumanos, superhumanos y no-humanos se disuelven en Parabrahma cuando Él detiene el drama de la creación que está siendo interpretado únicamente para Su gozo y diversión. De esta manera el ciclo va desde el estado de no ser de Parabrahma hasta Su completa manifestación como la creación misma.
La controversia ha estado ardiendo largamente por el punto del principio de la creación.
Si uno puede comprender que la eternidad es la naturaleza misma de Parabrahma entonces esta controversia se resuelve simplemente. Cuando una persona está en un estado de conciencia, él es activo, su personalidad se manifiesta en su trabajo y sus talentos se expresan. Pero cuando está dormido, está totalmente inactivo, y la expresión de su personalidad está retraída dentro de su ser.
El proceso de creación es comparable al proceso de una semilla retoñando para ser un árbol, y al haber alcanzado la completa madurez, se convierte en semilla otra vez. El Divino (Parabrahma) se transforma en la Semilla Primordial ( Brahma Beeja ) antes de comenzar Su actividad. La Creación es la manifestación de esta semilla que es similar a un cristal perfecto con todas sus facetas completas.

HH Shri Mataji Nirmala Devi (1982)