15.12.08

Cristo en la India II

"... Un día, Shalivahan, el jefe de los Sakyas, fue a los Himalayas. Allí, en la Tierra de los Hun (Ladakh, una parte del imperio Kushan), el poderoso rey vio a un hombre sentado en una montaña, que parecía prometer auspiciosidad. Su piel era clara y vestía prendas de color blanco. El rey preguntó al hombre santo quién era. Él respondió: «Yo soy llamado un hijo de Dios, nacido de una virgen, ministro de los no-creyentes, implacable en la búsqueda de la verdad». El rey entonces le preguntó: '¿Cuál es su religión? El otro respondió: 'Oh gran rey, vengo de un país extranjero, donde ya no hay verdad y donde el mal no conoce límites. En la tierra de los no-creyentes, Yo aparecí como el Mesías. Pero el demonio Ihamasi de los bárbaros (dasyu) se manifestó en una forma terrible; Yo fui entregado a ella al estilo de los no-creyentes y terminé en el reinado de Ihamasi. 'Oh rey, presta tus oídos a la religión que Yo he traído a los no-creyentes: luego de la purificación de la esencia y el cuerpo impuro y luego de buscar refugio en las oraciones del Naigama, los hombres orarán al Eterno. A través de la justicia, la verdad, la meditación y la unidad del espíritu, el hombre encontrará su camino a Isa en el centro de la luz. Dios, firme como el sol, finalmente unirá al espíritu todas las almas errantes en sí mismo. Así, rey, Ihamasi será destruida; y la imagen bendita de Isa, la dadora de felicidad, permanecerá por siempre en el corazón; y Yo fui llamado Isa-Masih.' Luego de que el rey oyera estas palabras, tomó al maestro de los no-creyentes y lo envió a su tierra cruel." ( Bhavisya Purana 19:21-33) "Durante este tiempo Hazrat Yuz Asaf habiendo venido desde Bait-ul Muqaddas [la Tierra Sagrada] a este valle santo proclamó su profetizacion. Él fue devoto, día y noche, en [oraciones a] Dios, y al haber alcanzado las alturas de piedad y virtud, se declaro a si mismo como un Mensajero [de Dios] para la gente de Kashmir. Él invito a la gente [a su religión]. Porque la gente del valle tenía fe en su Profeta, Raja Gopadatta remitió la objeción de los Hindúes a él [para su decisión]. Esto fue porque las ordenes del Profeta fueron que Sulaiman, a quien los Hindúes llamaban Sandeman, completo [las reparaciones de] la cúpula. [El año era] Cincuenta y cuatro. Más adelante, en una de las piedras de las escaleras él [Sulaiman] inscribió: ‘En estos tiempos Yuz Asaf proclamo su profetizacion,’ y en otra piedra de las escaleras escribió que él [Yuz Asaf] era Yusu, Profeta de los Niños de Israel. He visto en un libro Hindu que este profeta era realmente Hazrat Isa, el Espíritu de Dios, en quien es paz [y salutaciones] y que también había asumido el nombre de Yuz Asaf. El verdadero conocimiento está con Dios. Él pasó su vida en este [valle]. Luego de su partida [su muerte] fue llevado a descansar en Mohalla Anzmarah. Se dice también que las luces del profeta solían emanar de su tumba. Raja Gopadatta habiendo reglado por sesenta años y dos meses, [entonces], murió…" (Mullah Nadri, Tahrik-i-Kashmir (Historia de Kashmir), 1420CE)

"Al partir de ese pueblo, visitó varios otros pueblos predicando a la gente. Por fin alcanzó la ciudad capital de Kashmir. Habiéndose asentado allí,convocó a toda la gente hacia el Reino de Dios. Se quedó en Kashmir hasta el último día de su vida. En ese momento [de su muerte] llamó a uno de sus discípulos, quien era conocido entre la gente por el nombre de Yabid. Este discípulo había servido a su maestro con mucha devoción y había obtenido un alto nivel en la descendencia espiritual. Ahora cumpliendo su voluntad, Yuzasaph dijo, En este último momento mi espíritu está listo para volar hacia el Supremo. Es necesario para todos ustedes seguir los Mandamientos de Dios. Nadie debería ir hacia lo falso dejando a un lado la verdad. Todos ustedes deberían adherirse a las oraciones y aferrarse a la verdad.' Luego de decir esto, respiró por última vez. Queridos lectores, mucha sabiduría está contenida en esta historia. Entiendan la sabiduría oculta y sigan las enseñanzas morales y espirituales para que los deseos del mundo material sean destruidos de sus corazones." ( Qisa Shazada Yuzasaph wo hakim Balauhar , p.131) (textos de tombofjesus.com)